En China: Secretario Tillerson hace llamado a la calma sobre situación de Corea del Norte.

En China: Secretario Tillerson hace llamado a la calma sobre situación de Corea del Norte.

Por Marcelino Santana

Editor Internacional

Acreditado ante el Departamento de Estado

m.santanareddenoticias@gmail.com

 

BEIJING, CHINA.- El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex W. Tillerson, llamó ayer a la calma sobre la situación en la península norcoreana, pero dijo que era imperativo que Corea del Norte dejara de lanzar misiles.

Tras reunirse con el presidente chino Xi Jinping y otros funcionarios en Beijing, Tillerson opinó que China ahora está profundamente preocupado sobre los programas nucleares y de misiles norcoreanos y está trabajando fuertemente para convencer a Pyongyang de que vuelva a la mesa de negociaciones, pero no dijo específicamente que cómo serían esas negociaciones.

“Creo que la acción más inmediata que necesitamos es calmar las cosas”, dijo Rex Tillerson a reporteros. “Las cosas están un poco sobrecalentadas ahora, y creo que primero necesitamos serenarlas”, exclamó el Secretario de Estado estadounidense.

Cuando se le preguntó si eso debería aplicarse a las declaraciones recientes del presidente Donald Trump, Tillerson respondió: “Creo que toda la situación está un poco sobrecalentada ahora. Creo que a todos les gustaría que se calmaran”.

Asimismo agregó: “Obviamente, ayudaría si Corea del Norte dejara de disparar misiles, eso calmaría la situación bastante”.

Los lazos entre Beijing y Washington son considerados más cruciales que nunca, ahora que la disputa por los misiles balísticos y armas nucleares de Pyongyang entran en una fase nueva, más peligrosa, después de que el líder norcoreano Kim Jong Un y Trump intercambiaran insultos personales y amenazas de guerra sin señales de solución diplomática.
Trump ha presionado a China para que tome medidas más enérgicas contra Pyongyang. China es el socio comercial más importante de Corea del Norte, así como su fuente de ayuda financiera y apoyo diplomático.

Aunque firmemente opuesto a medidas que podrían poner fin al régimen de Kim, Beijing parece más dispuesto a apretar los tornillos a Pyongyang, y aceptó las nuevas sanciones de la ONU que recortarían substancialmente los ingresos extranjeros a Norcorea.

Comentários no Facebook