Auguran gran sequía en la ciudad en 2020

Auguran gran sequía en la ciudad en 2020

SANTO DOMINGO, RD.- En los próximos tres años en esta capital se iniciará un periodo de calentamiento de alrededor de 30 años de duración, en el que experimentaría ocho veces más sequías extremas que en los últimos cinco años.También se duplicaría el índice de calor y habría una menor disponibilidad de agua para los diferentes sectores y caudales de Santo Domingo.

La información fue brindada por el doctor Jorge González, profesor del City College of New York (CCNY), al dictar la conferencia “Clima futuro en Santo Domingo” en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Los datos son el resultado de las proyecciones que realiza un equipo de científicos dominicanos y extranjeros que forman parte del Programa de Información Climática, que financia la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), y que combina estadísticas de la situación climática histórica con los posibles escenarios ocasionados por efectos de los cambios en el clima. De acuerdo a los datos, existe una clara tendencia a que se intensifiquen los eventos de la sequía hasta el año 2100, cuando comenzarían a experimentar una reducción. González afirmó que entre 2020 y 2030 podría generarse un desabastecimiento de agua debido a una disminución en el caudal de los ríos el cual puede afectar la generación de energía hidroeléctrica.

Con relación a la condición térmica, se proyecta un aumento continuo de las olas de calor, particularmente entre 2030 y 2060, con una mayor probabilidad de olas de calor al mes. En el periodo de 2060 a 2100 existe la posibilidad de que se registren hasta 14 eventos al mes.

Precisaron que de 2005 a 2014 en la provincia de Santo Domingo se registraron 36 olas de calor. En consecuencia, se pronostica que habría periodos de escasez absoluta en la cuenca del río Ozama, entre los años 2020 y 2050.

Recomendaciones para reducir riesgo de sequía

A partir de estas informaciones, recomendaron aumentar el uso de agua reciclada, reparar fugas en los sistemas de distribución y fomentar una “intensa” discusión pública y la participación de los medios de comunicación con las formas de reducir el uso del agua, prohibir o limitar el uso de piscinas, desarrollar campañas de educación contra la sequía con estrategias de gestión.

Comentários no Facebook